martes, 26 de abril de 2016

Posición de CONERI sobre crisis de Brasil

Posición de CONERI sobre la actual crisis política brasileña
Considerando: El Articulo No.3 de los Estatutos de CONERI, el cual permite: fijar una firme posición en cualquier problemática de carácter internacional.
Considerando: las posiciones emitidas por la Organización de Estados Americanos (OEA), la de la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR) y la posición de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO).
Considerando: El articulo No.85 de la Constitución de la República Federativa del Brasil, el cual establece los delitos por Responsabilidad del Presidente(a).
Considerando: Que las prácticas contables a las cuales recurrió la presidenta eran aceptadas hasta el año 2015.
Considerando: Que los delitos establecidos en el Artículo 85 de la Constitución de Brasil deben ser definidos en ley especial, que establezca las normas de proceso y enjuiciamiento.
Considerando: Que debe confirmarse la participación activa de la presidenta en el caso que atañe, y no debe iniciarse por consideraciones de carácter político, sin previa verificación del acto doloso del que se le acusa.
Considerando: Que Su Excelencia la presidenta Dilma Rousseff fue electa de forma Democrática.
Considerando: El derecho de autodeterminación de los pueblos como principio de Derecho Internacional Público.
CONERI emite la siguiente  nota de atención:
La República Federativa del Brasil posee todas las condiciones para expresar, juzgar y sancionar a todos aquellos que incurran en violentar su constitución y leyes internas, sin embargo; en el caso de la presidenta Dilma Rousseff somos de la opinión  que la acusación atiende a intereses de carácter políticos, no pudiéndose corroborar la participación de Rousseff en actos prohibidos anterior al 2015, y que otros gobiernos realizaron con anuencia del Tribunal de Cuentas de la Unión.
La República Federativa del Brasil se encuentra fraccionada, como es obvio entre el oficialismo y la oposición. Numerosas solicitudes de juicio político se han presentado, las cuales buscan destituir al representante del Ejecutivo, y desplazar su elección democrática, por lo que estas iniciativas podrían ser incoadas por aquellos malintencionados.
Como elemento que empeora la crisis están: los casos de corrupción “Lava Jato” que involucra a Petrobras y la crisis social que vive Brasil, de manera que el descontento en la base de la sociedad podría escalar  y detonar  un cambio de gobierno aprovechando estas coyunturas.
CONERI, respalda la institucionalidad y legitimidad democrática, la cual podría entrar en crisis con una posible destitución de la presidenta Rousseff; desestabilizando así, aún más, el crecimiento sostenido y la paz social de  este país hermano iberoamericano.
Aupamos la transparencia, sobre todo, en el manejo de los fondos del Estado, pero se debe evitar a toda costa el agravamiento de la actual crisis política, para fomentar la práctica de respeto a la democracia y armonía que ha perdurado por 30 años ininterrumpidos.
La impugnação (impeachment) o juicio político, es un recurso necesario para la buena salud del Estado, sin embargo, no se puede poner en juego la gobernabilidad imperante en la República Federativa del Brasil.
Finalmente, exhortamos a las corrientes políticas disidentes de Brasil (oficialista y oposición), a confluir en un consenso que impida una destitución, o en el peor de los casos, otras medidas unilaterales en perjuicio del Estado, en pro de recuperar el sosiego para la sociedad brasileña que sólo puede ser alcanzado en una democracia que honra el constitucionalismo.
Junta de Directores

0 comentarios:

Publicar un comentario